Monthly Archive agosto 2012

¿Cómo influye la música en tu vida?

Mientras escribo este post suena Sonrisas de papel de La Sonrisa de Julia, uno de mis grupos favoritos. El otro día, como siempre en una conversación con amigos, hablamos de cómo nos puede llegar a influir la música en nuestras vidas. Yo me despierto con música, escucho canciones específicas cuando estoy triste, bailo cuando estoy feliz e intento siempre rodearme de gente que ama la música.

Y es que la música nos influye. Según algunos estudios, la relación entre música y el estado de ánimo humano es tanta que ambos factores están íntimamente unidos. Tanto, que algunos expertos han analizado cómo te pueden influir las distintas melodías en tus estados de ánimos. Yo pienso también que dependiendo de tu estado de ánimo, escuchas un tipo de melodía.

Apuntan que un tempo lento te produce sensaciones de calma, serenidad y ternura y tempos más rápidos (100-150 pulsos por minuto), sensaciones alegres y excitantes. Al igual pasa con el ritmo de la música: uno lento, provoca paz mientras uno rápido, activación.

En cuanto a la instrumentación, una melodía con instrumentos de cuerda en su mayoría es expresiva y penetrante. Con instrumentos de viento, nos provocará sensaciones alegres y vivas y los instrumentos de percusión, nos hará ponernos en movimiento.

Yo soy de esas personas que aman la música, que llora con una bonita canción, que baila como loca en la casa cuando suena en una emisora mi canción favorita, que me imagino a mi pareja siempre con música de fondo y que canta por la calle. Y es que como decía Kurt Cobain, la música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras.

¿Qué piensas tú? ¿Te gusta la música tanto como a mí? ¿Qué estás escuchando ahora? ¿Cuál es el último concierto que has visto? ¿Qué canción me recomiendas? ¿Hablamos de música?

Por cierto cómo no podía ser de otro modo, os dejo el vídeo de la canción con la que he empezado a escribir este post. Porque siempre hay que sonreir aunque sea con Sonrisas de Papel.

Claves para superar a la gente tóxica

Muchos de nosotros nos hemos encontrado en alguna ocasión con alguna persona tóxica para nuestra salud mental. Alguien que te machaca psicológicamente y que conviene mantener alejado. La gente tóxica habitualmente no se muestra contenta con nuestros éxitos y nos hacen críticas, que más que ayudarnos, nos destruyen. Pero, ¿qué pasa si no tienes más remedio que convivir con ella?

Siempre hay días y días. Hay momentos donde tu autoestima se encuentra baja y alguien tóxico puede penetrar en tu mente como un comecocos para hacerte sentir lo más bajo posible. Es en ese momento cuando debes pensar en por qué se lo permites. Se trata de un tema complicado de superar. Hay veces que nos topamos con algún vecino que nos  hace la vida imposible, algún compañero de trabajo y quien sabe si en tu círculo más cercano, en estos momentos, hay algún personaje tóxico.

De este tipo de gente habla Bernardo Stamateas en su libro Gente tóxica: las personas que nos complican la vida y cómo evitar que sigan haciéndolo. En una visita a la Fnac hace tiempo me llamó la atención y hoy ver vídeos suyos me han convencido a leérmelo. Porque siempre es mejor estar prevenido. Pero si tú ya sufres a este tipo de gente a tu alrededor, he encontrado algunos consejos desprendidos de éste y otros libros que te ayudarán.

1. Mantén tu fuerza psicológica. Dí que te molesta de la otra persona  y comunícaselo. La gente que es tóxica, debe saberlo.

2. Mantén tu sentido del humor. Evita las tensiones del momento tras un comentario tóxico, riéndote del propio comentario. No hay mejor táctica para evitar que el veneno te haga daño, que riéndote de él.

3. No le des importancia. Si haces sentir importante a la persona tóxica, se crecerá. Seguramente sea tóxica por celos o baja autoestima, no hagas que consiga lo que quiere.

4. Sé cordial. Si no te lastima el comentario, dejará de hacerlo. Convierte el enfado en amabilidad y la persona tóxica se dará cuenta que contigo el veneno no funciona.

5. Si es posible, aléjate de este tipo de personas. Y de vez en cuando, échate un ojo a tí mismo. Dice Stamateas que la gente tóxica no nació así sino que se convirtieron en personas venenosas, porque alguien lo fue con ellas primero. Así que si has estado cerca de personas tóxicas, hazte una revisión, puede ser que tú estés cayendo en lo mismo.

Aquí dejo un video de Stemateas en su  visita al programa español Espejo Público para hablar de su libro y  un enlace para descargarlo, que nunca viene mal.