Monthly Archive septiembre 2012

Carta abierta a la EOI de Málaga

Por tercer año consecutivo, me han dejado fuera. Las razones aún no las entiendo, será porque simplemente no te dan ninguna. Un año más me siento engañada, timada, víctima de unos estudios que no fomentan para nada el estudio, sino la desidia de pasar de estudiar y saber que al año que viene tienes tu plaza.

Desde hace unos años llevo intentando mejorar mi Inglés a través de la formación reglada de la Escuela Oficial de Idiomas de Málaga. Como entrar en sus cursos es directamente una cuestión de suerte (o enchufe), desde hace tres años llevo intentando formar parte del programa That’s English que, en mi localidad, Rincón de la Victoria, lo imparte el IES Bezmiliana. Un sueño, si es que se puede llamar así, que aún no he logrado. Por tercer año consecutivo, me he quedado fuera del sistema. Y digo yo, ¿qué sistema es ese que no acepta a alguien que quiere estudiar, tiene una renta baja, notas excelentes y está empadronada en la zona donde se imparten los estudios?

Aún no entiendo el sistema de elección del alumnado. Conozco multitud de personas que con unas notas peores que las mías y una renta muchísimo más alta han sido seleccionadas, mientras los tontos de siempre nos quedamos fuera.

Esto es una carta abierta a la EOI. Estoy harta de vuestros baremos. O mejor dicho de vuestros no baremos. ¿Para qué me pedís los comprobantes de estudios si luego no los tenéis en cuenta? ¿Para qué pedís el nivel de renta si luego ni le echáis un vistazo? ¿Por qué el estado español dice fomentar entre los jóvenes el estudio si después pides durante años mejorar tu Inglés y no te hacen ni caso?

Mi querida EOI de Málaga, desde hoy, podéis quedaros con vuestras colas, vuestros idiomas, vuestras vacantes, que aún anunciáis a bombo y platillo, que aquí esta servidora desiste. Habéis conseguido acabar con mi paciencia. Durante años he sido una estudiante con motivaciones y hoy, en esta España truncada, hoy paso. Mejoraré el Inglés por mi cuenta, aunque no cuente con el más mínimo apoyo de aquellas instituciones que persisten gracias a lo que me quitan de mi sueldo cada mes.

Y ya, si me vais a comentar que hablo desde el rencor, os daré la razón, mañana igual no tengo tanta mala leche concentrada. Pero hoy señores, estoy harta.

Bye Bye EOI de Málaga!

 

 

Para Marisa…

Hoy va a ser un sábado extraño. Al lado mía tengo un DVD de Christophe Maé que le tengo que devolver a una amiga que emigra para intentar lograr una felicidad junto al que hace unos meses para mí era un desconocido y hoy es un gran hermano, como a él le gusta decir, y amigo.

Va a ser extraño ir a tomar ese penúltimo (que nunca el último) café con ella, abrazarla y desearle lo que le deseé hace unos meses, cuando era  yo la que me sumergía en un mar de dudas y ella iniciaba una nueva vida de casada. Hoy va a ser duro. Escucho por última vez ese DVD que le devolveré esta tarde, con el firme convencimiento de que la próxima vez que nos veamos, ella habrá encontrado lo que quiere.

Se va de una España truncada, deshabitada. Se va de una Málaga que se queda más solitaria, sin sus sonrisas pimpianas, mientras debatimos sobre el mundo en el que nos ha tocado vivir. Se va de una Cala que hoy llora porque ya no sonará la música francesa que nos trajo mi ahora nuevo hermano.

Echaré de menos las sonrisas de ambos, su tranquilidad alterada, sus fuerzas, su música, su aura bondadosa, sus ganas de vivir y sobre todo, su voz.

Hoy doy la bienvenida a las conversaciones skypianas a deshoras. Hoy doy la bienvenida a los sueños porque alguna vez los debates de la nación tengan un paisaje diferente con un fondo del Sacré Coeur. Hoy doy la bienvenida a quererte desde la distancia.

Suerte Marisa y Tchak. En el camino os dejo a Christophe Maé porque sé que a ella le gustará escucharlo.